Creado en 27 Diciembre 2012 Fuente de la noticia Diario El Sol
Imprimir

Este jueves exhumaron cuatro cuerpos del Cementerio de la Capital, que serán analizados. También resta excavar otras cuatro tumbas del mismo sector

Un nuevo paso en la investigación sobre la desaparición de Pablo Cristian Guardati (21) comenzó en mañana de este jueves, en el Cementerio de Capital. La Justicia extrajo los restos, para ser analizados y ver si corresponden al joven del que se perdió rastro en 1992.

La investigación tendrá su momento crucial en los próximos meses, cuando se conozcan los resultados de los cotejos de ADN y cuando se excaven más fosas del lugar.

Un testigo de identidad protegida especificó el lugar donde estaría enterrado el joven: son seis tumbas del cuadrante 34, ubicado en el viejo sector del cementerio.

Durante la jornada de hoy, sólo dos de ellas pudieron ser analizadas ya que todavía no se pudo obtener la autorización de las cuatro restantes por parte de los familiares de los cadáveres, según explicó la fiscal que lleva adelante la causa, Claudia Ríos.

En estas fosas comunitarias – se llaman así ya que se entierra más de un cadáver - se encontraron cuatro cuerpos: un menor y un mayor en cada una, según las primeras informaciones.

Los cuerpos de los niños fueron extraídos para evitar estorbos, pero no serán cotejados con el ADN.

Los resultados de las pericias demorarán entre 20 y 30 días, según indicó el médico forense, Walter Saniga. "Al ser tan viejos los restos, es difícil porque no encontramos el ADN completo, la célula está rota o puede estar alterada por componentes bacterianos", explicó el profesional.

Sin embargo, puede dar un acercamiento sobre si se trata o no de Cristian Guardati al compararlo con las células de su madre, Hilda Lavizzari, quien también estuvo en el Cementerio para seguir las exhumaciones.

Además de los restos óseos, encontraron vestimentas de los cuerpos, como un par de zapatillas. Lavizzari aseguró que el número del calzado coincidía con el de su hijo, aunque la fiscal especial le pidió que tuviera paciencia ya que esto no marca ninguna certeza.

Con respecto a la excavación de las cuatro fosas restantes, Ríos explicó que quiere obtener la autorización de manera urgente para poder realizarlas antes del 15 de enero, fecha en que entra en vacaciones. De todas formas, los próximos días serán decisivos en la espera de los resultados de los cotejos de ADN.

En la jornada de hoy también estuvo la subsecretaria de Derechos Humanos, María José Ubaldini, y autoridades del Cementerio.

Antecedentes

Cristian Guardati tenía 21 años cuando desapareció el 24 mayo de 1992, mientras volvía de un baile junto a algunos amigos.

Según algunos testigos, fue arrestado por un supuesto policía de civil y llevado a la fuerza a una comisaría. Luego, no se supo más de su existencia, aunque algunas personas declararon ver cuando lo enterraban en el Cementerio de la Capital.

Vale recordar que en un proceso anterior de la causa, se había inspeccionado el cuadro 33 y el 30 de dicho lugar, ubicados a algunos metros del cuadro que se investiga actualmente, pero los resultados fueron negativos. 

 

 
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.